El aceite de oliva es un alimento natural y equilibrado, con grandes beneficios para la salud e irremplazable en la dieta mediterránea. pero no todos los aceites de oliva son iguales. Su calidad, sabor y aroma están en función de las variedades de oliva, el clima, el suelo, la forma de recolección y su obtención.